Para poder ofrecerte el mejor servicio y mejorar tu experiencia utilizamos cookies propias, de sesión, técnicas y de terceros. Para obtener más información sobre el uso que hacemos de las cookies puedes consultar nuestra Política de Cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén

[ Inscrito en el Registro de Colegios Profesionales de Andalucía ]

  

  

Viernes, 29 Junio 2018 09:39

Os recordamos que está abierta la inscripción para la VII Convención Nacional API "Unión Inmobiliaria", que se celebrará en Málaga los días 27 y 28 de septiembre.

Aprovecha para inscribirte a coste reducido en la primera fase de inscripción.

 

Fuente: http://unioninmobiliaria.es/

Viernes, 29 Junio 2018 09:37

La Sala III, de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Supremo ha establecido como doctrina que el método de comprobación del valor real de inmuebles, a los efectos del cálculo del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, que posibilita la Ley General Tributaria, consistente en multiplicar el valor catastral por un coeficiente, no es idóneo ni adecuado, salvo que se complemente con una comprobación directa por parte de la Administración del inmueble concreto sometido a valoración.

 
Los cuatro ciudadanos declararon como valor el precio declarado en la escritura por la compra, que oscilaba entre los 65.000 y los 82.000 euros, pero la Consejería de Hacienda elevó el valor a entre 120.000 y 130.000 euros, aplicando la comprobación señalada en el artículo 57.1.b de la Ley General Tributaria, es decir, multiplicando el valor catastral por el coeficiente del municipio establecido en una orden de la comunidad autónoma, subiéndoles de ese modo el importe del impuesto. El TSJ de Castilla-La Mancha, en sentencias ahora confirmadas por el Supremo, dio la razón a los contribuyentes en contra de la Hacienda autonómica.
 
 

El Supremo establece como doctrina que "el método de comprobación consistente en la estimación por referencia a valores catastrales, multiplicados por índices o coeficientes (artículo 57.1.b) de la Ley General Tributaria) no es idóneo, por su generalidad y falta de relación con el bien concreto de cuya estimación se trata, para la valoración de bienes inmuebles en aquellos impuestos en que la base imponible viene determinada legalmente por su valor real, salvo que tal método se complemente con la realización de una actividad estrictamente comprobadora directamente relacionada con el inmueble singular que se someta a avalúo".

Añade que la aplicación de ese método de comprobación "no dota a la Administración de una presunción reforzada de veracidad y acierto de los valores incluidos en los coeficientes, figuren en disposiciones generales o no", así como que "la aplicación de tal método para rectificar el valor declarado por el contribuyente exige que la Administración exprese motivadamente las razones por las que, a su juicio, tal valor declarado no se corresponde con el valor real, sin que baste para justificar el inicio de la comprobación la mera discordancia con los valores o coeficientes generales publicados por los que se multiplica el valor catastral".

Carga de la prueba de la administración

Y además, deja claro a quién corresponde la carga de la prueba en este terreno: "el interesado no está legalmente obligado a acreditar que el valor que figura en la declaración o autoliquidación del impuesto coincide con el valor real, siendo la Administración la que debe probar esa falta de coincidencia".

En el caso concreto examinado, los contribuyentes defendieron que la inmobiliaria vendedora llevó a cabo una drástica reducción de precios, ampliamente publicitada en la urbanización donde compraron, atendiendo a las condiciones del mercado en el año 2012, por lo que nada permite sospechar que el precio real que pagaron no fuese el escriturado.

La Sala III contesta también a la pregunta de si, en caso de no estar conforme, el contribuyente puede utilizar cualquier medio de prueba admitido en Derecho o resulta obligado a promover una tasación pericial contradictoria para desvirtuar el valor real comprobado por la Administración tributaria a través del expresado método del artículo 57.1.b de la Ley.

En este terreno, el Supremo confirma su jurisprudencia en el sentido de que la tasación pericial contradictoria no es una carga del interesado para desvirtuar las conclusiones del acto de liquidación en que se aplican los mencionados coeficientes sobre el valor catastral, sino que su utilización es meramente potestativa. Así, para oponerse a la valoración del bien derivada de la comprobación de la Administración basada en el medio consistente en los valores catastrales multiplicados por índices o coeficientes, el interesado puede valerse de cualquier medio admisible en derecho, debiendo tenerse en cuenta lo establecido sobre la carga de la prueba que recae en la Administración.

También señala la sentencia que en el seno del proceso judicial contra el acto de valoración o contra la liquidación derivada de aquél el interesado puede valerse de cualesquiera medios de prueba admisibles en Derecho, hayan sido o no propuestos o practicados en la obligatoria vía impugnatoria previa. Y fija también la Sala que la decisión del Tribunal de instancia que considera que el valor declarado por el interesado se ajusta al valor real, o lo hace en mayor medida que el establecido por la Administración, constituye una cuestión de apreciación probatoriaque no puede ser revisada en el recurso de casación.

En relación a la orden de Castilla-La Mancha de diciembre de 2011, que establecía los diferentes coeficientes de las poblaciones, para valorar los bienes inmuebles, el TS indica que las explicaciones sobre la metodología usada para fijarlos es vaga, y "falta la expresión de una sola razón que permita comprender que en 2007 el coeficiente para Seseña fuera el 6,31 y cambiara a 1,88 en el año 2012, variación tan copernicana que habría merecido una mínima explicación a los ciudadanos, ausente en ambas órdenes autonómicas y en su acto de aplicación en la liquidación".

Voto particular

La sentencia cuenta con el voto particular de uno de los seis magistrados que la han dictado, Nicolás Maurandi, quien comparte el fallo de desestimar los recursos de la Junta en el caso concreto, pero defiende en general que el uso de un sistema de coeficientes puede ser un instrumento eficaz y acorde al principio de seguridad jurídica, teniendo el contribuyente la posibilidad de hacer valer ante la Administración los datos singularizados del concreto bien inmueble que es objeto de comprobación.

 

Fuente: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/06/15/legal/1529067629_350834.html?id_externo_rsoc=FB_CC

 

 

Viernes, 29 Junio 2018 09:33
 
 "Tengo 27 años. Hace seis meses, empecé a buscar casa con mi pareja de 29. Entre los dos no llegamos a los 2.000 euros mensuales. Era desesperante. No solo los alquileres eran elevadísimos, sino que cuando conseguíamos visitar un piso para alquilar, era lo más parecido a una visita turística. Nos encontrábamos con varios candidatos más y el que estaba dispuesto a pagar el precio más alto se quedaba con él. Buscamos en el centro de Madrid, pero también en municipios cercanos bien comunicados. Pero imposible. Un día, vi un anuncio a primera hora. Por la tarde estaba ante mi futuro casero con las nóminas, el aval y el dinero para la fianza. Lo conseguimos alquilar, pero 50 euros más caro de lo que había anunciado. Era eso, tener que seguir buscando o resignarnos a compartir piso o quedarnos en casa de nuestros padres. Comprar nunca estuvo sobre la mesa. Y no por ganas, sino por falta de dinero".

V. M. es uno más entre los cientos de jóvenes que, en los dos últimos años, se han lanzado a la búsqueda de un piso en alquiler o se han visto obligados a renovar sus contratos. Esta joven pareja, tras meses de búsqueda, encontró un piso para vivir de alquiler, pero muchos otros jóvenes han decidido tirar la toalla o, directamente, renuncian, al menos por el momento, a buscar piso. Especialmente en ciudades como Madrid o Barcelona, donde 600 euros de alquiler se han transformado en 800 o 900 euros, y rentas de 1.400 en 1.700 euros, precios, en muchos casos, inasumibles por los inquilinos. 

Y es que, a pesar de la recuperación económica y el descenso en las tasas de desempleo, los jóvenes siguen siendo el eslabón más débil de la cadena inmobiliaria. Los jóvenes están asistiendo, en primera persona, a su expulsión del mercado tanto de la vivienda en alquiler como en propiedad. España cuenta con la segunda tasa de paro juvenil —menores de 25 años— más elevada de Europa (36%), que se traduce en más de medio millón de desempleados. Además, sus salarios y los puestos de trabajo a los que acceden son muy precarios, inestables y temporales, factores todos ellos que, unidos a las fuertes subidas de los alquileres, han complicado seriamente sus planes de emancipación.

Los datos hablan por sí solos. El porcentaje de jóvenes que consiguieron alquilar una vivienda se ha desplomado en apenas 12 meses un 58%. Si en 2017, un 12% de los jóvenes entre 18 y 24 años consiguió alquilar una vivienda, en el último año solamente lo consiguió un 5%, mientras que la participación de los jóvenes en el mercado de la vivienda ha descendido un 24% en el último año, tal y como se desprende del último análisis realizado por Fotocasa a partir del estudio 'Radiografía del mercado de la vivienda'.

“Los jóvenes están atrapados porque, por un lado, no pueden —y muchos no quieren— comprar debido a su inestabilidad laboral, bajos sueldos, falta de ahorro y, por tanto, incapacidad de acceder a la financiación necesaria para ello. Y por otro, les es inviable hacer frente a las subidas históricas de los alquileres, que en los últimos cuatro años se han encarecido un 47% en Cataluña o un 33% en Madrid", explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa. "Los estamos expulsando del mercado pese a que por su momento personal y profesional deberían ser demandantes de vivienda, ya sea en uno u otro mercado”, .

Este descenso de la participación en el mercado de la vivienda viene dado, principalmente, por el descenso entre los que buscan y alquilan vivienda. De hecho, en un año, la participación de los jóvenes en el mercado del alquiler ha caído un 39%, al pasar en 2017 de un 28% de participación al 17% en 2018. Respecto a los jóvenes que han conseguido alquilar vivienda este 2018, en el caso del segmento de 18 a 24 años, han descendido un 58% respecto a 2017, y en el caso de los jóvenes de 25 a 34 años, han caído un 25%.

La compra de vivienda crece entre los jóvenes

El estudio de Fotocasa muestra, por otra parte, cómo en detrimento del alquiler, la compra de vivienda por parte de los jóvenes entre 25 y 34 años se incrementa en el último año. A pesar de la falta de ahorros, los jóvenes vuelven a pensar que alquilar es tirar el dinero y vuelven a plantearse la compra frente al alquiler. Así, mientras en 2017 un 6% de este segmento de edad logró comprar vivienda, en 2018 se incrementa hasta el 9%. De hecho, es el segmento de edad que más incrementa la compra de vivienda respecto al pasado año. No obstante, la situación se complica entre los más jóvenes. Entre 18 y 24 años, casi no compran ni alquilan vivienda debido a la falta de medios económicos.

En 2018, la demanda de vivienda en este segmento cae de forma drástica. La intención de compra de los jóvenes está por encima de la media, ya que tres de cada 10 se plantean la compra de una vivienda en los próximos cinco años. Esta intención está por encima de la media española, que actualmente está en el 18%. Sin embargo, ¿por qué no compran? En un 60% de los casos, debido a su situación económica y laboral, mientras que un 40% dice no tener suficiente dinero ahorrado. Otro 30% explica que tiene otras prioridades o gastos en estos momentos, y un 20% confiesa que los precios de compra no encajan en su presupuesto.

Además, el 59% de los jóvenes de entre 25 y 34 años cree que compensa más pagar una hipoteca que un alquiler. “Llama la atención que la opción de la compra frente al alquiler gana con más fuerza entre los jóvenes que en el resto de la población, pero hay que tener en cuenta que este es el segmento más afectado por las abultadas subidas del precio del alquiler que venimos registrando en el último año”, explica Toribio. "Un 40% de los jóvenes piensa que alquilar es tirar el dinero".

 

Fuente: https://www.elconfidencial.com/vivienda/2018-06-13/alquiler-precios-jovenes-compraventa_1578225/

 

 

Viernes, 29 Junio 2018 09:30

Pasado el bache de marzo, la compraventa de viviendas volvió en abril a su senda de crecimiento con un total de 42.014 operaciones cerradas, lo que supone un avance del 29,7% respecto al mismo mes de 2017. Se trata también del mayor incremento desde enero de 2007, según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística(INE) que, además, constatan la reactivación del mercado de vivienda nueva.

La demanda de este tipo de inmuebles subió en abril un 29,3%, en línea con el 29,7% de la vivienda usada. La igualdad también se repite en el acumulado anual, donde una y otra suben un 15% y un 15,7%, respectivamente. Para Beatriz Toribio, directora de Estudios del portal inmobiliario Fotocasa, este fenómeno es "consecuencia de la mayor actividad promotora que está viviendo el sector".

 

No obstante, dicha activación todavía no se deja notar en Bolsa, donde las compañías especializadas del sector corren una suerte desigual. Neinor Homes y Metrovacesa pierden un 8,85% y un 4,69%, respectivamente, desde principios de año, debido principalmente al retraso en las entregas de viviendas respecto a lo previsto en sus planes estratégicos. La situación se deriva, a su vez, del retraso en la concesión de licencias sobre los proyectos de edificación y de primera ocupación por parte de los ayuntamientos, que ralentiza la construcción y todo el proceso posterior.

Sólo Aedas Homes, la tercera promotora cotizada en nuestro país, se revaloriza un 6,73% en este 2018, con unas acciones situadas en el nivel de los 32,6 euros, frente a los 31,65 euros con los que debutó en el mes de octubre.

Por regiones

Con todo, en números totales, la segunda mano sigue liderando la recuperación del mercado español, con un total de 34.909 transacciones cerradas en abril, frente a las 7.105 de nueva construcción. "La vivienda de segunda mano sigue estando claramente a la cabeza en volumen de operaciones, y más este mes de abril, donde la recuperación de esta tipología ha sido realmente notable. Es de esperar que esta vuelta al terreno positivo tenga continuidad", señala Ferran Font, responsable de Estudios de Pisos.com, a la agencia Europa Press.

También se desmarcan las transacciones de viviendas libres frente a las protegidas. Las primeras suponen un 90,3% de todas las operaciones de abril y su compraventa creció un 30,4%, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas, que suponen un 9,7% del cómputo global, avanzaron un 23,3%.

Por regiones, Andalucía fue la autonomía que más operaciones sobre viviendas realizó en el cuarto mes del año, con 8.181 compraventas, seguida de Madrid (6.648), Cataluña (6.521) y Comunidad Valenciana (6.172). A nivel interanual, todas incrementaron el número de compraventas, aunque los mayores avances se registraron en La Rioja (59,1%), Murcia (50,2%) y Castilla-La Mancha (48,7%) y los menores los protagonizaron Baleares (13,8%) y País Vasco (16,5%).

 

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/06/13/5b20045de2704e852e8b45f3.html

 

 

Viernes, 29 Junio 2018 09:25

El comprador de vivienda medio en España es una persona física (87% del total), nacional (87%), que busca una casa para vivir (75%) y que necesita hipotecarse (65%). Esta es una fotografía estable desde 2014 en el conjunto del país, pero de la que se salen las regiones calientes.

El crecimiento del número de compraventas de viviendas en España, hasta las 464.465 operaciones de 2017 -máximo no visto de 2008 (552.080) aunque lejos del récord de 2007 (775.300)-, la recuperación del precio medio de las transacciones, hasta niveles de 2012 -según el índice (IPVVR) elaborado por el Colegio de Registradores-, y el boom del alquiler están provocando que el mercado inmobiliario vuelva a seducir a los inversores y, al mismo tiempo, que el fantasma de una nueva burbuja planeé sobre la economía. De momento, el perfil del comprador desmiente este extremo en el conjunto del país, aunque desprende ciertos matices especulativos en las ciudades y regiones donde los incrementos están siendo más importantes, como Madrid, Barcelona, Baleares o Canarias.

Una de las características que refleja esta tendencia es el tipo de comprador que predomina en el mercado de la vivienda: el 87,45% fueron particulares en 2017 y el 12,55 personas jurídicas, en línea con los últimos cuatro años, según los datos de toda España del último anuario del Colegio de Registradores. En 2013, el peso de las instituciones sobre el total llegó a ser del 21,93% -máximo histórico-, una cifra de la que, actualmente, no están tan lejos Cataluña (17%) o Canarias (16,9%), las provincias que más se distancian de la media.

"La reducción del peso de las personas jurídicas puede asociarse a la recuperación económica y del propio mercado inmobiliario en la medida que la vivienda, en condiciones normales, corresponde a una tipología cuyo adquirente suelen ser personas físicas, existiendo una cuota de participación de personas jurídicas, en línea con lo que viene ocurriendo en los últimos años, por la lógica presencia de actividades mercantiles, en algunos casos asociadas al alquiler de vivienda", explica el informe.

La siguiente clave que presenta una doble lectura es la relación del número de hipotecas sobre viviendas respecto a las compraventas totales, que en los dos primeros meses de 2018 se situó en el 65% y en 2017 en el 67%, niveles similares a los últimos cinco años. Esto significa que más del 30% de las operaciones se realizan al contado, lo que puede responder más a un perfil inversor, ya se trate de una persona física o jurídica. Por otra parte, este dato está lejos de la fiebre especulativa que llevó a las hipotecas a superar las compraventas, hasta llegar a ser 1,6 veces en 2007, en un periodo en el que se generalizaron las refinanciaciones o las ampliaciones de este tipo de préstamos, según el INE.

Otra característica relevante y que permanece estable desde 2014 es la procedencia de los compradores: un 13% vienen siendo extranjeros en el último cuatrienio, según el estudio del Colegio de Registradores. Este nivel de participación de adquirientes internacionales en España es el más alto de la historia y es especialmente acusado en Canarias (31,35%), Baleares (31,27%) y Comunidad Valenciana (26,04%) por su atractivo turístico y las expectativas de obtener rentabilidades elevadas con la venta o el alquiler, sobre todo con el arrendamiento que posibilitan plataformas online como Airbnb. "Es cierto que prosigue el dinamismo de las compras por motivo de inversión, sin embargo, las noticias acerca del endurecimiento de las políticas municipales en algunas ciudades podrían contribuir a enfriar el mercado", inciden desde Bankia.

Según datos recopilados por el Banco de España, que excluyen los rendimientos conseguidos por el arrendamiento turístico, el alquiler de viviendas ha superado el 4% de rentabilidad bruta anual en los últimos 5 ejercicios; aunque, quizá lo más relevante para un perfil inversor es que, en el peor momento de la crisis, el tercer trimestre de 2008, los arrendadores consiguieron un interés de casi el 2,8%, lejos del 11,5% que se llegó a perder con la compraventa en 2012.

Eso sí, el 4,2% de 2017 es todavía inferior al 8% que se consiguió ganar hace 20 años con el alquiler y también al 11% en el que se situó el pasado curso el indicador de la rentabilidad de la vivienda en general. Tras desplomarse por el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, este último indicador volvió a superar a la rentabilidad bruta por alquiler en el segundo trimestre de 2014. "La demanda de viviendas por motivo de inversión crece con fuerza en los municipios más atractivos, ante las buenas condiciones de financiación, la reducida rentabilidad de las alternativas y el renovado dinamismo del mercado del arrendamiento, impulsado tanto por la demanda de los hogares más jóvenes -con baja capacidad de ahorro por la precariedad laboral- como por la expansión de la vivienda turística, principalmente debido a la penetración de las plataformas de alquiler vacacional", insiste Bankia en un estudio publicado en marzo, en el que destaca una cifra que refuerza este último factor: en 2017, año récord para el turismo en España, más de un 10% de las pernoctaciones se realizaron en viviendas de alquiler.

Perfil usuario o perfil inversor

Existe un dato imprescindible para distinguir "entre el perfil de usuario y el de inversor", según recalca el Colegio de Registradores, que hace referencia a que "en 2017 el periodo medio de posesión de las viviendas objeto de transmisión alcanzó los 14 años y 13 días, lo que supone un nuevo máximo histórico, reduciéndose con ello el componente especulativo". Para encontrar el mínimo, 7 años y 106 días, hay que regresar a 2009, desde donde prácticamente se ha duplicado. "La asimetría en el comportamiento del precio de la vivienda está dificultando movimientos especulativos que den lugar a la generación de plusvalías a corto plazo", continúa el informe. Sin embargo, en regiones como Canarias (11 años y 241 días) o Madrid (12 años y 11 días) este periodo se aleja de la media y muestra otra cara diferente.

De la última encuesta a compradores particulares realizada por Fotocasa –portal web inmobiliario– se extrae la conclusión de que el 75% de viviendas se destina a residencia habitual, un 12% a segunda residencia, un 8% se alquila a terceros como residencia habitual, un 4% se mantienen vacías y un 1% se alquila por cortos periodos de tiempo o por motivos vacacionales. Hay que tener en cuenta que este sondeo excluye a las personas jurídicas y a los extranjeros que participan en el mercado inmobiliario.

 

Fuente: http://www.eleconomista.es/fondos/noticias/9198987/06/18/Quien-compra-hoy-vivienda-en-Espana.html

 

 

Viernes, 29 Junio 2018 08:44

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad ha constituido la Asociación Profesional de Agentes Inmobiliarios de Jaén (Asapi). El nuevo colectivo, que se presentó ayer en sociedad, nace con el objetivo de unir a todos los operadores del sector, intermediarios y agentes de la provincia que no pueden colegiarse, pero que están capacitados, son responsables y solventes en el ejercicio de la actividad. El objetivo es mejorar los servicios inmobiliarios desde la formación de los agentes y la ética inmobiliaria.

Con ello se reporta seguridad jurídica y económica a los ciudadanos que reciben servicios inmobiliarios y, con ello, la confianza en los profesionales. También repercute positivamente en la imagen del sector, deteriorada por culpa de las malas prácticas de algunos. “Los Colegios API tienen el deber y el compromiso social de ayudar a poner orden y control en el sector y evitar malas prácticas y abusos. Nos debemos a los ciudadanos”, señala Diego Galiano, presidente de la institución. La presentación de Asapi Jaén coincide con la publicación de la nueva regulación andaluza de la intermediación inmobiliaria, que traerá un registro obligatorio de agentes inmobiliarios. “Prepararemos a todos los aspirantes para el acceso al registro obligatorio, los formaremos, les dotaremos de herramientas y conseguiremos un cuerpo profesional reconocido y fiable”, añade Galiano.

También se ha presentado la Bolsa Inmobiliaria (apijaen inmobiliarias.com), nuevo portal de profesionales que fomentará la colaboración y la eficacia con los clientes.

Fuente: http://www.diariojaen.es/jaen/nace-la-asociacion-profesional-de-agentes-inmobiliarios-de-jaen-BE4273641

Miércoles, 30 Mayo 2018 09:56

Los agentes de la propiedad inmobiliaria quieren un mercado transparente lleno de luz para que el consumidor se sienta seguro cuando decide comprar o vender una vivienda. Sin duda, es un mensaje fuerte y con calado que subyace de las sextas Jornadas Inmobiliarias de Andalucía, que se celebran en el Museo de Arte Íbero y que inauguró el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Javier García-Valdecasas, insistió en que la normativa trabaja frente a la desprotección y para dar apoyo a los consumidores “Las jornadas son para compartir ideas y reflexiones, pero también un puente que nos permite llegar a la sociedad y a las administraciones”, afirmó. Además, fue rotundo: “Queremos que nos pidan capacitación y transparencia. Trabajamos por un mercado con calidad y formalidad para que nadie tenga dudas ni se arrepienta cuando haga una de las inversiones más importantes de su vida”.

Por otro lado, el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén, Diego Galiano, insistió en que se ha trabajado en una norma para que el sector esté abierto a todos, pero siempre dentro de una clara y firme regulación. “No solo podemos entender la vivienda como un activo patrimonial, sino como un valor social. Tenemos que combatir la ola de desprestigio generada por la mala praxis de algunos. Por eso, el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria aboga por la protección de los consumidores frente a los abusos y las confusiones, tal y como pretende la norma que salió publicada en el BOJA el pasado 8 de mayo”.

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, defendió el valor social de la vivienda y la regulación para que no se pierda un hogar por motivo de un desahucio. “La vivienda tiene una connotación vital y no se puede regular como si fuera una simple transacción mercantil”, dijo el consejero. Por otro lado, Felipe López pidió a los agentes que trabajen para conquistar el futuro más allá del lamento y las comparativas con otras tierras. Puso como ejemplo la capacidad del sector oleícola para crecer en calidad y equipararse en ventas con Italia, pese a que hace años se veía como un competidor muy lejano. Además, recalcó que la vivienda es un sector que se recupera, ya que crecen las operaciones y las hipotecas constituidas.

 

Fuente: http://www.diariojaen.es/jaen/los-agentes-de-la-propiedad-dan-luz-al-sector-inmobiliario-FI4129869

 

 

Miércoles, 30 Mayo 2018 09:39

El 11 de mayo, se celebró en Jaén, la VI Jornada Inmobiliaria de Andalucía que organiza el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de la Propiedad Inmobiliaria de Andalucía y que se vienen celebrando en distintas localidades de nuestra geografía andaluza.

 

Fuente: http://www.jornadasinmobiliariasandalucia.es/#1#galeria

 

 

Miércoles, 30 Mayo 2018 09:31

La vivienda se ha convertido en el negocio de moda, incluso con casa ajena. La práctica ilegal del subarriendo ha existido desde siempre, pero ahora, gracias al tirón de plataformas de alquiler turístico, se ha vuelto aún más atractiva. Y también más fácil de perpetrar. Algunos inquilinos de larga estancia están alquilando las habitaciones o el piso entero por noches a turistas para lograr un dinero extra, que llega sin apenas esfuerzo y sin el consentimiento del propietario. "Nos estamos encontrando con muchos casos en que se arrienda un piso y, sin embargo, el arrendatario, sin consentimiento del propietario, alquila todas las habitaciones. Es un forma ilegal de obtener ingresos", cuenta Ignasi Vives, abogado del despacho Sanahuja Miranda.  

Basta con anunciar la habitación o la vivienda y empezar a facturar. Lo demás llega solo porque el impacto del alquiler vacacional en algunas ciudades como Madrid, Barcelona, Ibiza, Valencia y Palma de Mallorca ha sido brutal. Solo en Madrid la oferta de pisos para turistas ha crecido un 60% en apenas seis meses. El negocio de Airbnb genera en esta ciudad un volumen de 84,7 millones de euros anuales y 144 millones en Barcelona, narra Carlos Olmos, director y fundador de Urban Data Analytics (uDA).

El fraude de estos inquilinosque hacen negocio con una vivienda que no es suya les reporta unas altas rentabilidades. “El alquiler medio de una vivienda completa de menos de 70 metros cuadrados en el distrito Centro de Madrid es de 971 euros al mes. Alguien que subalquile en Airbnb tendría 1.513 euros al mes de ingresos, lo que da una rentabilidad de 55,82%, cuando la rentabilidad media por el alquiler de esta vivienda es de 5,22%”, calcula Olmos. Si se subarriendan habitaciones, la rentabilidad fluctúa en función del coste por noche: las hay por 30 euros y por más de 100. "Con un modelo de ocupación conservador (a 46,50 euros la noche), la estimación de ingresos en el centro es de 283 euros al mes (225 euros de media en la ciudad de Madrid)", explica Olmos. Aunque podría alcanzar los 600 o 700 euros mensuales solo por una habitación. Desde Airbnb indican que la plataforma "pide a todos los anfitriones que certifiquen que tienen permiso para anunciar su espacio". En otra plataforma, la de HomeAway, solicita al denunciante y a la persona que ha publicado el anuncio, que aporten la documentación necesaria para identificar a quién pertenece la propiedad. Si se comprueba que ha sido indebidamente publicada, se procede a la retirada inmediata del anuncio. 

Pero estos inquilinos actúan a espaldas del propietario, para el que no es fácil percatarse del fraude, a no ser que esté atento a ciertos detalles. "Los indicios para sospechar son la entrada y salida de personas distintas y las denuncias de los vecinos. Eso te llevará a querer comprobar qué está pasando con tu inmueble", dice el abogado Pelayo de Salvador, socio fundador de de Salvador Real Estate Lawyers. El portero siempre es ir sobre seguro, así como la ropa tendida y los testigos del barrio. Además, se puede buscar el anuncio en Internet, contratar un detective o que el mismo propietario sea quien alquile una habitación en su propia casa como si se tratara de un turista más. "Es algo así como un mystery shopper o cliente misterioso que se usa en los comercios para evaluar la atención al cliente", comenta Andrés Vilacoba, de Vilacoba & Parra Abogados y de la Asociación de Propietarios de Vivienda (Adeprovi). "Siempre existe un problema de pruebas, por lo que es aconsejable que el arrendador recopile cuantas pueda para presentarlas en un procedimiento judicial (actas notariales de los anuncios, consultas de disponibilidad...)", añade De Salvador. 

El fin último es poder demostrar ante un juez que la vivienda se está subarrendando y que además está siendo explotada para uso turístico, dos prácticas ilegales. La primera, porque el subarriendo está prohibido sin el consentimiento expreso del arrendador, según el artículo 8 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Y la segunda, porque debería tener licencia para uso turístico, de forma que tampoco sería posible el subarriendo ni siquiera con el consentimiento del casero.

Cuando el propietario descubre la ilegalidad puede exigir al inquilino el cese de la actividad y el abandono de la vivienda por incumplimiento del contrato. En caso de no atender el requerimiento, puede iniciar un procedimiento de desahucio. Hay que acudir a un proceso ordinario y no verbal. Esto es así porque el llamado desahucio exprés es para supuestos de impago de la renta. Por esto, "el proceso judicial puede tardar de seis meses a más de un año, según la carga de trabajo de los juzgados", apunta el abogado Vives.

Sin daños y perjuicios

El propietario conseguirá echar al inquilino de su casa. Y poco más, puesto que buscar una compensación económica es bastante improbable. "Para que eso se produzca hay que acreditar los daños y perjuicios que ha causado y que por el mero hecho de subarrendar no se producen. Cabría intentarlo por la figura del enriquecimiento injusto o sin causa del inquilino, sería peleable", expone Vilacoba. El problema es acreditar los días exactos en que fue alquilado ilegalmente y el precio cobrado. "Salvo sanciones o destrozos, no generan en el patrimonio del arrendador un perjuicio resarcible", añade De Salvador.

Este tipo de subalquileres no solo perjudica a los propietarios. El resto de vecinos tiene que sufrir la constante entrada y salida de turistas a deshoras. Por eso, "si el propietario no hace nada, la comunidad de vecinos está legitimada para utilizar el procedimiento del artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal en supuestos de actividades prohibidas, dañosas o molestas", explica el abogado Vilacoba. Aunque serán pocos los propietarios que se queden con los brazos cruzados porque pueden ser sancionados. "En las normativas autonómicas, el propietario es responsable de lo que se haga con su inmueble, por lo que puede ser sancionado por la actuación de su inquilino con una multa en caso de que la actividad no se encuentre autorizada", avisa De Salvador.

 

Fuente: https://elpais.com/economia/2018/05/17/actualidad/1526568313_886846.html

 

 

Miércoles, 30 Mayo 2018 09:28

La compraventa de viviendas bajó un 3,1% el pasado mes de marzo con respecto al mismo mes de 2017, hasta sumar 39.579 operaciones, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto supone poner fin a diez meses consecutivos de alzas.

Un dato que contrasta con el repunte del 16,2% logrado en el que fue el mejor febrero en siete años en el número de compraventas de viviendas realizadas.

Casi el 90% de las transacciones correspondió a viviendas libres, mientras que el 10,5% fue sobre viviendas protegidas.

Las transacciones sobre viviendas usadas disminuyeron un 2,8% en marzo en relación al mismo mes de 2017, hasta llegar a un total de 32.538, mientras que la compraventa de viviendas nuevas avanzó un 4,6% en tasa interanual (7.041 transacciones).

Hay que tener en cuenta el efecto estacional sobre estas cifras, ya que este año la Semana Santa ha tenido lugar en marzo, mientras que en 2017 se celebró en abril.

En cuanto a la compraventa de viviendas libres, éstas descendieron un 3,7% ese mes en tasa interanual, hasta sumar 35.424 ventas, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas avanzaron un 2,3%, con 4.155 avenencias.

En términos mensuales -marzo sobre febrero-, la compraventa de viviendas retrocedió un 4,6%, frente al aumento mensual del 14,4% que experimentó en marzo de 2017.

 

Comunidades autónomas

Por regiones, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en la Comunidad Valenciana (151), Baleares (131) y Cataluña (116).

Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas se realizó en el tercer mes del año, con 7.543 compraventas, seguida de Cataluña (6.733), Comunidad Valenciana (5.909) y Madrid (5.761).

Las comunidades que más incrementaron la compraventa de viviendas en marzo en tasa interanual fueron Aragón (+7,7%), Murcia (+6,4%) y Castilla-La Mancha (+5%) . En el lado opuesto, los mayores descensos los protagonizaron Cantabria (-19,7%) y La Rioja (-13,7%).

 

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/05/11/5af55addca4741d7288b4588.html

 

 

 

Acceso Colegiados

Mapa Web        Aviso Legal        Política de Cookies         © 2015 Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén | diseño: DPF Producciones

 

 

Subir