Para poder ofrecerte el mejor servicio y mejorar tu experiencia utilizamos cookies propias, de sesión, técnicas y de terceros. Para obtener más información sobre el uso que hacemos de las cookies puedes consultar nuestra Política de Cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén

[ Inscrito en el Registro de Colegios Profesionales de Andalucía ]

  

  

Miércoles, 28 Marzo 2018 10:57

El Consejo General de Colegios API ha puesto en marcha una tienda virtual en la que se pueden adquirir diversos modelos de contrato de arrendamiento.

Próximamente se pondrán a la venta nuevos productos.

 

https://consejocoapis.org/tienda/

Miércoles, 28 Marzo 2018 10:50

El mercado inmobiliario continúa con su resurgir en España impulsado por la recuperación del precio de la vivienda y la mayor demanda de alquiler y compra. En 2017 se abrieron 10.627 empresas en la rama de inmobiliarias, financieras y seguros, un 29,7% más que el año anterior. Solo en enero, el saldo fue de 1.044 aperturas, frente a las 706 del mismo mes de 2017. También los datos de empleo confirman la tendencia: según la Encuesta de Población Activa (EPA), la ocupación en el sector supera los niveles de 2008. En muchos barrios, empiezan a resurgir inmobiliarias en las calles donde bajaron la persiana con la explosión de la burbuja.

El fenómeno de la apertura de inmobiliarias tomó fuerza el año pasado, y el acelerón continúa al inicio de 2018. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), solo en enero se crearon 1.044 sociedades inmobiliarias, financieras y de seguros, lo que supone un crecimiento interanual del 47,9%. En número de nuevos establecimientos abiertos, el sector queda solo por detrás del comercio.

"Cada 50 metros hay una inmobiliaria", comenta un trabajador de la empresa de compra, venta y alquiler de pisos Tengo tu casa, en la calle de Alcalá de Madrid. Desde la puerta de esta tienda se pueden ver otros tres establecimientos del mismo negocio. Este grupo cuenta con cinco sucursales en la capital, y abrió la de Alcalá hace menos de un año. "A nosotros no nos preocupa la competencia porque somos un grupo, pero entiendo que otras inmobiliarias noten una bajada de los clientes", explica uno de los diez comerciales en plantilla.

Fabián Cabellos, franquiciado de Vivienda Madrid desde hace un año y medio, también está situado en la calle de Alcalá, unos números más arriba. "Yo trabajé con esta inmobiliaria durante cinco años y ahora he decidido abrir yo una franquicia de la misma marca. Muchos de mis compañeros han hecho lo mismo, el año pasado se abrieron cuatro oficinas nuevas en todo Madrid", recuerda. "La creación de nuevas inmobiliarias viene impulsada por la recuperación del mercado, el precio de la vivienda y el aumento del número de operaciones de compraventa", explica Lázaro Cubero, director del Departamento de Análisis e Informes de Tecnocasa. En 2017 se registró la mayor subida del precio de la vivienda desde antes del pinchazo de la burbuja, con una media del 6,2%, según datos del INE. En cuanto al alquiler, cerró 2017 con el mayor aumento en 11 años al revalorizarse las rentas un 8,9% de media.

Cubero afirma que existe un "entorno favorable", por lo que profesionales que abandonaron el sector en la crisis están volviendo ahora. "Hasta 2012 se destruyeron muchas empresas que llevaban tiempo operando y esto ha provocado que haya un déficit de servicio que se está recuperando con esta creación de inmobiliarias", comenta. Así, el año pasado en España había según el INE un total de 168.540 empresas solo dedicadas a actividades inmobiliarias, un 5,9% más que las 159.212 de 2016. Además, estos negocios contaban con 184.886 establecimientos frente a las 174.227 del año anterior, lo que supone una subida del 6,1%.

Fernando Encinar, jefe de Estudios del portal inmobiliario Idealista, sostiene que ahora "hay mayor profesionalidad" en el sector inmobiliario. "Muchos de los trabajadores de ahora tienen conocimiento del sector y deciden abrir su propio local y contratar empleados". Así, este crecimiento del número de empresas también va acompañado de una subida del empleo. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), 2017 acabó con 130.900 personas trabajando en actividades inmobiliarias, superando los niveles de 2008, el año en el que estalló la crisis y cuando se empleaba a 113.00 profesionales.

Los profesionales del sector comentan que notan la entrada de nuevos actores en el negocio y que la competencia hace que los propietarios de los pisos, que son los que tienen el producto, sean más exigentes y comparen más entre las inmobiliarias. "Nosotros ahora mismo tenemos cinco viviendas en cartera, como mucho llegamos a diez, y sentimos que hay mucha más demanda que oferta", explica Fabián Cabellos. Según los datos de varias inmobiliarias, cuando publican un anuncio para alquilar un piso, encuentran inquilino en menos de una semana.

Para Encinar, este crecimiento de la creación de inmobiliarias no supone una burbuja del sector como la de antes de la crisis económica. "El mercado se autorregula y lo que muchos llaman burbuja es una recuperación más acelerada de un sector que sufrió mucho durante la crisis", asegura.

 

Fuente: https://elpais.com/economia/2018/03/12/actualidad/1520857748_715282.html

 

 

Miércoles, 28 Marzo 2018 10:42

Ya puedes leer online o descargar el último número de la revista del Consejo General de Colegios API, "esAPIDigital".

 

https://consejocoapis.org/wp-content/uploads/2018/02/Revista-Coapi-Febrero-2018.pdf

Miércoles, 28 Marzo 2018 10:30

El nuevo Plan Estatal de Vivienda que aprobará este viernes el Consejo de Ministros contempla ayudas al alquiler para personas de hasta 35 años que ganen menos de 22.558,77 euros al año (tres veces el IPREM). En estos casos se subvencionará hasta el 50% de la renta mensual en alquileres de hasta 600 euros, que pueden ascender a 900 en casos justificados. “Será en función de los precios de mercado. En ciudades como Madrid, Barcelona o Ibiza no habrá problema con este incremento”, dijo el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la presentación del borrador en mayo. El beneficiario no podrá ser propietario de una vivienda en España y la alquilada deberá ser su residencia habitual durante el periodo de la ayuda (puede ser de hasta tres años).

 

El programa incorpora excepciones respecto al umbral de la renta para acceder a las ayudas. Ascenderá a cuatro veces el IPREM (30.078,36 euros) en los casos de familia numerosa y hasta cinco veces (37.597,95 euros) en los casos de familia numerosa con algún miembro con una discapacidad de al menos el 33%.

Esta subvención se incluye en el nuevo plan de vivienda para el periodo 2018-2021, que también recoge ayudas a jóvenes para la compra de vivienda. En concreto, se subvencionará con hasta 10.800 euros a la adquisición de casa que sea la residencia habitual a menores de 35 años en los municipios de menos de 5.000 habitantes, según fuentes del Ministerio de Fomento. Una modificación que pretende evitar la despoblación de las zonas rurales, aunque los expertos creen que solo repercutirá en las cercanías de las grandes ciudades.

La ayuda al alquiler también estará disponible para mayores de 65 años, aunque estos no podrán tener un patrimonio de 100.000 euros o superior. Tampoco podrán ganar más de tres veces el IPREM ni poseer una vivienda en propiedad. “Es positivo incentivar el alquiler porque en España todavía es residual comparado con otros países de nuestro entorno”, explica José García Montalvo, catedrático de economía de la Universidad Pompeu Fabra.

Otra de las patas principales del programa está centrada en la ayuda a los afectados por desahucios. En estos casos, el Estado y las comunidades autónomas asumirán el pago del alquiler, que podrá ascender hasta los 400 euros durante tres años. Asimismo, los colectivos vulnerables podrán optar a viviendas desocupadas y disponibles de la Sareb para habitarlas en régimen de alquiler con esta ayuda económica.

El programa se complementa con ayudas a organismos públicos y empresas privadas para la construcción de viviendas destinadas al alquiler para aumentar el parque de casas para este uso. En concreto, se subvencionará con hasta 300 euros por metro cuadrado útil de vivienda con un límite del 40% de la inversión y de 31.500 euros por vivienda. El requisito será que los inquilinos tengan ingresos de hasta 4,5 veces el IPREM (33.838,15 euros) y que el precio máximo sea de siete euros mensuales por metro cuadrado útil.

Existe otra opción para estas ayudas. En este caso, se aportan hasta 350 euros por metro cuadrado con un límite del 50% de la inversión y de 36.750 euros por casa. Estas viviendas serán para inquilinos con ingresos de hasta tres veces el IPREM (22.558,77 euros) y que el alquiler no supere los 5,5 euros mensuales por metro cuadrado. En ambos casos, las viviendas estarán en régimen de alquiler durante 25 años.

 

Fuente: https://elpais.com/economia/2018/03/07/actualidad/1520451620_248116.html

 

 

Miércoles, 28 Marzo 2018 10:28

Los hábitos energéticos que tiene el usuario en su vivienda es un asunto muy poco estudiado en España, especialmente cuando hablamos de edificios de consumo de energía casi nulo (ECCN).

Una falta de información que preocupa al sector dado que a partir de 2020 entrará en vigor la directiva europea que obliga a que todos los edificios sean de bajo consumo.

Para arrojar luz sobre el comportamiento que el ciudadano muestra con respecto a elementos clave en la eficiencia energética, como son la ventilación, los aislamientos, los cerramientos y el control solar de una casa, IFEMA (en el marco de su feria ePower&Building), Passivhaus Consultores y las empresas Knauf Insulation, Roto-Frank, Griesser, , Inn Solutions y Zehnder han presentado un estudio cualitativo sobre el potencial usuario en los ECCN.

Realizado entre los meses de junio y septiembre de 2017 a 1.100 personas mayores de 30 años y residentes en cualquier parte del territorio español, el "Estudio Passivhaus" es una primera aproximación de la percepción que tiene el ciudadano con respecto a la sostenibilidad en la construcción y que "no está exenta de dudas", según constata el mismo estudio.

De hecho, perfila un usuario que los expertos llaman en "transición" entre la edificación actual y la de altas prestaciones energéticas.

El estudio parte de la relación que se establece entre el confort y las condiciones de las viviendas que habitan los encuestados. Sorprende que el 42% no relaciona directamente la salud y el bienestar con las características de su hogar.

Y cuando se le pregunta por las causas que influyen para que su casa no tenga confort, casi el 45% de los encuestados lo achaca a la diferencia de temperatura en las habitaciones, salón o baño, seguido de un 34,4% que cree que es debido a la falta de aislamiento en las paredes, muros o techo, o un 28% que ve la principal causa en la mala calidad de las ventanas.

Desconocimiento

¿Ha oído hablar de los edificios de consumo casi nulo?, es una de las primeras cuestiones que hacen los expertos y que, a la vista de los resultados, refleja disparidad entre los habitantes de las distintas comunidades autónomas. Así, aunque casi el 56% de los encuestados tiene conocimiento de este tipo de edificios, en Andalucía, Galicia, Comunidad Valenciana o Murcia prevalece el "no".

Según Luis A. Martínez, director de Passivhaus Consulting, el desconocimiento es mayor en aquellas comunidades en donde la impronta de la Administración ha sido menor. En el otro lado se encuentran Madrid, Cataluña, La Rioja o Navarra.

En cuanto a los elementos concretos de los ECCN (ventilación, aislamientos, cerramientos y control solar), el estudio pregunta sobre prácticas domésticas habituales para de esta manera conocer cómo puede ser el grado de adaptación del usuario en un edificio de bajo consumo.

Por ejemplo, y en respuesta a cómo los encuestados ventilan su casa, la respuesta muestra que el 76% prefiere abrir las ventanas todos los días un periodo de tiempo corto que hacer uso de una máquina de ventilación controlada o mecánica con recuperador de calor (sólo un 0,28% eligen esta opción).

Y es que, el hábito natural interiorizado por el usuario es abrir la ventana, aunque, como indica el estudio, la ventilación natural se puede hacer por otra vía, con la ventilación mecánica (pequeño aparato que permite precalentar el aire limpio que entra a las estancias y expulsar el aire viciado).

Con respecto a los cerramientos, que es la tercera causa de la creencia de la falta de confort, las respuestas a las prácticas más habituales que toman los encuestados dentro de su casa durante el verano no deja lugar a dudas: el 58% hace uso de las persianas, toldos o pérgolas para evitar el calor, casi un 47% utiliza ventiladores convencionales o cerca del 28% abre las ventanas y echa las cortinas para evitar nuevamente el calor.

Sin duda, uno de los elementos que pesan más a la hora de tomar decisiones para mejorar el confort de la vivienda es el aislamiento. El usuario normalmente opta por intervenir en elementos visibles, como las ventanas o la ventilación, y no en aquellos que están ocultos y que, sin embargo, son claves.

"Actuar con el aislamiento es fundamental y prioritario si se quieren poner unos cerramientos eficientes energéticamente", dice Óscar del Río, General Manager Iberia de Knauf Insulation. "Si no se instala el aislamiento, es muy difícil que el usuario actúe después sobre la envolvente", insiste.

Falta de concienciación

El sombreamiento es la primera práctica de comportamiento del encuestado, con el 58,19%, para determinar el control solar. A este respecto, el estudio indica que el usuario no domina plenamente este concepto, por ejemplo como elemento regulador que garantice las prestaciones energéticas de la ventana.

Según Martínez, todavía el ciudadano no concibe que las persianas sirvan para optimizar el rendimiento energético de la ventana.

Llegados a este punto, surge el interrogante que motivó este estudio: cómo es el perfil del usuario de edificios de consumo casi nulo. Si en las viviendas actuales, el residente tiene que intervenir constantemente para encontrarse en una situación de confort (encender la calefacción, el aire acondicionado...), en el ECCN es el inmueble quien adquiere el rol protagonista.

Ahora bien, concluye este informe, "el usuario tenderá a desconfiar, ironizar o rechazar la solución ECCN que se le propone si cree que el funcionamiento operativo del edificio es complicado".

 

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/03/07/5aa0091f468aebab7c8b4605.html

 

 

Miércoles, 28 Marzo 2018 10:25

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 10.749 en 2017, cifra un 49,4% inferior a la de 2016, según la estadística publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales encadenantres años de retrocesos después de que en 2016 y 2015 bajaran un 30,3% y un 12,6%, respectivamente.

 

Sólo en el cuarto trimestre de 2017 se registraron 2.103 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 32,7% más que en el trimestre anterior, pero un 55,2% menos que en el cuarto trimestre de 2016. Según el INE, sólo el 0,01% de las viviendas familiares existentes en España iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2017.

En 2017 se iniciaron 51.999 ejecuciones hipotecarias, un 28,9% menos que en 2016. De ellas, 48.716 afectaron a fincas urbanas, donde se incluyen las viviendas, y 3.283 asociadas a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas disminuyeron un 29,7% en relación a 2016. Dentro de las fincas urbanas, 21.171 ejecuciones correspondieron a viviendas, cifra que representa el 52,3% del total de ejecuciones hipotecarias registradas en 2017 y que es un 34,2% inferior a la de 2016.

Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 14.102 en 2017, de las que 10.749 (el 76,2% del total) son viviendas habituales en propiedad y 3.353 no son residencial habitual de los propietarios. Estas últimas bajaron un 43,6% respecto a 2016.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 13.069 el año pasado, un 7,3% menos que en 2016.

Menos ejecuciones de viviendas usadas y nuevas

Del total de ejecuciones sobre viviendas en 2017, ocho de cada diez afectaron a viviendas usadas, con un descenso anual del 37,3%. Las ejecuciones sobre viviendas nuevas sumaron 4.632, un 13,3% menos que en 2016.

En 2017, las ejecuciones hipotecarias sobre solares ascendieron a 2.524, con un descenso anual del 31,8%. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 19.021, un 21,9% menos que en 2016.

Por último, las ejecuciones hipotecarias sobre fincas rústicas se situaron en 3.283 en 2017, con un retroceso del 12,7% respecto al ejercicio anterior.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/03/06/5a9e78f846163f573b8b460d.html

 

 

Lunes, 05 Marzo 2018 10:49

NOTA INFORMATIVA 2 MARZO 2018

El Ministerio de Fomento ha publicado sus estadísticas periódicas sobre el comportamiento del sector inmobiliario en vivienda, y en lo que respecta a la provincia de Jaén informa del descenso en precios de 2017 respecto a 2016 en vivienda libre, sufriendo el mayor descenso de Andalucía, produciéndose sin embargo un incremento en VPO.  Indican las fuentes del Ministerio que las localidades más caras por este orden son Jaén, Úbeda, Linares y Andújar.

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de la provincia de Jaén, en boca de su Presidente, Diego Galiano, ofrece una valoración al respecto:

La recuperación del mercado inmobiliario no es homogénea en todo el territorio nacional (distintas velocidades), no siendo comparable lo que ocurre en las grandes urbes y sus metrópolis, o en la zona costera o en las islas, con lo que acontece en una provincia de interior como Jaén, con menos dinamismo económico e inmobiliario. La caída de precios desde 2.008 ha sido brutal, en torno al 30-40%, pero mientras en ciudades medianas/grandes se tocó suelo y se ha iniciado desde 2.015 un proceso progresivo de recuperación en precios, sin embargo en provincias de interior con menos atractivo aun se observa como los precios siguen teniendo recorrido a la baja.

Los precios medios en vivienda surgen del concurso de la oferta y la demanda. El hecho de que en la provincia de Jaén los datos estadísticos sigan arrojando descenso en precios medios, denota que hay mucha más oferta en el mercado que demanda. ¿Y por qué factores son por los que despiertan los potenciales compradores de vivienda?. No sólo por la apertura del crédito hipotecario y por los mínimos tipos actuales de interés, sino fundamentalmente por la estabilidad en el empleo, es decir por el necesario perfil de solvencia que debe tener quien quiera conseguir una hipoteca. En la provincia de Jaén ese un factor relevante el desempleo, el primer factor a tener en cuenta. Los compradores actuales en nuestra provincia, o tienen 100 % de ahorro y compran sin financiación bancaria, o deben tener capacidad adquisitiva, estabilidad laboral y un 20 % de ahorro para poder comprar con financiación bancaria.   

El segundo factor es el escaso atractivo inmobiliario. En provincias o ciudades atractivas por movimiento comercial, generación de riqueza, disponibilidad de empleo o afluencia de turismo, siempre existirá mayor demanda en la compra de vivienda. En esto tampoco destaca la provincia de Jaén, por más que nos duela decirlo. Sufrimos la emigración de los jóvenes, ayunos de industria, y nuestra economía se deposita básicamente en el olivar y en los servicios.

En todo caso el mapa provincial es amplio y la conducta compradora de vivienda es distinta según la localización. No cabe duda que la capital Jaén y las tres siguientes ciudades por volumen de población son más atractivas, despiertan más la atención de los compradores y, cuando hay más demanda, los precios medios son más altos que en el resto de la provincia. Incluso dentro de la propia capital el comportamiento de la demanda y los precios son distintos según los barrios. Pero todo ello enmarcado en el panorama de una provincia deprimida que no genera empleo estable ni riqueza suficiente, y que nos lleva a ocupar últimas posiciones en las estadísticas.

¿Conclusión?: consecuencia de la continua caída de precios es que los propietarios que ponen en venta una vivienda deben asesorarse con profesionales cualificados como los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados y ser conscientes de las características de su mercado local, no dejándose llevar por datos estadísticos de ámbito estatal, ni por sugerencias de vecinos y cuñados. Con asesoramiento correcto, información certera y con flexibilidad en la negociación tendrán más posibilidades de culminar con éxito y rapidez el proceso de venta.

En cuanto a la VPO en la actualidad es muy poco representativa, dado que el escenario actual del mercado libre de la vivienda nos arroja mucha oferta en venta y bajada de precios, según las localizaciones dentro de la provincia y de la capital. El incremento podrá deberse a alguna actuación concreta en vivienda, pero nada significativa en el panorama provincial global.


Respecto al escaso número de transacciones en comparación con otras provincias responde una vez más a los mismos factores antes señalados, es decir, desempleo de gran parte de la población, imposibilidad de financiación bancaria, y poco atractivo inmobiliario.

Pero cabe decir que la crisis financiera e inmobiliaria, con el cierre del grifo hipotecario y el desempleo, provocó una drástica caída en el número de compraventas inmobiliarias en toda España entre los años 2008 a 2015.

Otra cosa es la recuperación que, como ya se ha dicho es desigual en el ámbito estatal, y aquí la recuperación es muy lenta. De momento aquí intentamos llegar solo a la normalización. Al menos en Jaén capital, desde 2.016 se viene notando una cierta recuperación en el número de operaciones de vivienda pues, aunque hay abundante oferta en venta, también existen potenciales compradores que están cerrando operaciones ayudados, o por su propio ahorro, o por la financiación bancaria. El perfil más abundante es aquel que busca viviendas a reformar para uso propio, con superficies medias, y precios entre los 70.000 € a los 140.000 €. Últimamente también abundan los inversores de apartamentos o pisos pequeños para destinarlos a alquiler, en busca de la deseada rentabilidad, entre los 50.000 a 100.000 €. Y las excepciones en el entorno actual son aquellos capacitados económicamente para adquirir inmuebles de más alto valor y en zonas más cotizadas.

 

Descargar Nota Informativa

Para poder visualizar correctamente los archivos PDF es necesario que tenga instalado el programa Acrobat Reader de Adobe 

 

 

Martes, 27 Febrero 2018 10:39

La actividad de los APIs es cada vez más amplia e interdisciplinar. Hace ya mucho tiempo que la labor de un API no se limita a poner en contacto a comprador y vendedor, sino que el profesional se convierte en especialista de derechos inmobiliarios, tasador, legislación sobre arrendamientos, tramitador, promotor y organizador de comunidades y cooperativas inmobiliarias, intermediación con las entidades financieras y en algunos casos se compatibiliza la actividad con la administración de fincas y comunidades.

Por todo ello, el COAPI Jaén dispone para sus colegiados de un seguro de responsabilidad civil que da cobertura a cualquiera de estas eventualidades, en caso de que exista un error o presunto error que perjudique real o presuntamente a un tercero.

NOSOTROS SÍ RESPONDEMOS.

Martes, 27 Febrero 2018 10:17

Determina el precio del suelo el precio de la vivienda o es al revés, es decir, es el precio final al que se pretende vender la casa el que fija el coste del suelo? Aunque pueda parecer sencillo, no es fácil decantarse por una de las dos fórmulas. Hoy el consenso de los promotores es que “depende”.

En el pasado boom, cuando los precios iniciaron su rally alcista además de a la demanda embalsada que existía a finales de los años 90, los promotores culparon al elevado coste del suelo de los repuntes de precios de las casas. “Como principal materia prima de nuestro sector, era cierto que entonces todo giraba en torno al valor del suelo y a partir del mismo se configuraban el resto de los costes hasta fijar el precio final de las viviendas”, explica Daniel Cuervo, director gerente de la Asociación de Promotores de Madrid (Asprima).

En aquellos años el coste de suelo era crucial porque, además, lo habitual es que el promotor hubiese adquirido el solar mediante crédito, por lo que el coste financiero también era muy reseñable. En algunos casos, cuando el boom fue ya imparable hubo promociones en las que el coste del suelo llegó a pesar más del 50% del precio del piso.

Ahora, sin embargo, uno de los cambios cruciales respecto a la anterior etapa alcista es que ningún banco está financiando la compra de suelo, por lo que el promotor inicia la construcción con el terreno ya adquirido, o dicho de otra manera, arriesgando fondos propios. Asimismo, hoy existe mucha más información al alcance de las promotoras, lo que les permite realizar estudios de demanda previos que les brindan muchas pistas sobre qué precio máximo está dispuesto a pagar el comprador de cada barrio.

Así, cuando la demanda es elevada y la renta disponible media o alta, como ha sido el caso del desarrollo urbanístico de Valdebebas, al norte de Madrid, el suelo ha seguido marcando el precio final de las casas, aseguran desde Asprima.

Por el contrario, en otras zonas con menor renta disponible, como El Cañaveral por seguir en Madrid, lo más frecuente es que los promotores establezcan el precio máximo que saben que podrán pagar los compradores de la zona y a partir del mismo desglosen el resto de costes.

Gracias a la información facilitada por Asprima, hoy en promedio el suelo representa el 32% del precio final de la vivienda antes de impuestos (al tratarse de una casa nueva es el 10% de IVA el tributo que se aplica), los impuestos a los que ha de hacer frente el promotor durante todo el proceso de edificación suponen otro 25% del precio, los costes de construcción absorben un 16% y el margen o beneficio del promotor, un 17% de media. Dentro de los costes de construcción, los materiales se llevan un 57% de ese 16%, mientras la mano de obra pesa el 40% y el 3% restante equivale al margen de la constructora. Para una casa que cueste 140.000 euros, el suelo absorbería 44.800, los tributos más de 35.000 y el margen del promotor sería de 23.800 euros.

Estas son las cifras promedio porque los promotores explican que no hay dos promociones que den el mismo margen o tengan idéntica repercusión del suelo. Admiten que con la escasez de solares finalistas que ya hay hoy en lugares como Madrid o Barcelona, vuelve a haber proyectos donde el coste del suelo representa de nuevo el 50% del precio de la vivienda, “cuando lo sano sería que no pesara más del 25%”, apunta Cuervo. Esa falta de terrenos listos para edificar y el repunte experimentado por la mano de obra y los materiales de construcción es lo que más preocupa a las empresas.

“Las promotoras son conscientes de que hoy no es como en el pasado cuando parecía que se vendía todo, hoy una subida de incluso 1.000 o 2.000 euros por casa puede dar al traste con la venta de la promoción”, advierte el director gerente de Asprima. Por este motivo, sostienen que una reforma legislativa que lograra agilizar los procesos urbanísticos conseguiría abaratar las viviendas.

Y para aquellos promotores que piensen que con revalorizaciones futuras de las casas podrán compensar los repuntes de costes presentes, un consejo de la patronal: “no cometamos los mismos errores que en el pasado”.

 

 

Fuente:https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/02/12/midinero/1518451000_001933.html

 

 

Martes, 27 Febrero 2018 10:13

Ya puedes leer o descargar un nuevo número de la revista del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, "esAPIDigital".

 

Descargar revista

 

 

Acceso Colegiados

Mapa Web        Aviso Legal        Política de Cookies         © 2015 Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén | diseño: DPF Producciones

 

 

Subir